Apio nabo encurtido

Me maravillan los sabores fuertes, ¡adoro los encurtidos!. Si unimos el gusto del apio con el del vinagre puedo enloquecer…

Hace tiempo que redescubrimos el apio nabo y Juan se puso a jugar con él para dar con una forma de conservar uno entero sin que se nos pusiera malo. No es del todo barato en España, no hay mucha tradición de comerlo, quizás sí en zonas del norte más cercanas a Francia, dónde lo comen en ensaladas, cremas, asado…

De momento yo me quedo con la versión para ensalada, solo o como ingrediente de una ensalada más completa, e incluso lo he añadido a bocadillos.

Muchos piensan que el apio nabo es la raíz del apio que comemos habitualmente, pero no, es una variedad específica que desarrolla más la raíz que los tallos.

Os dejo una receta muy sencilla para tener apio nabo un par de semanas en la nevera listo para comer (una cosa más para el «batch cooking»)

Apio nabo encurtido

Tiempo de preparación10 min

Ingredientes

  • 1 kg Apio nabo
  • 500 ml Vinagre de manzana Puedes cambiarlo por vinagre de vino blanco o el que te guste.
  • 4 cucharadas Sal
  • Especias al gusto Nosotros hemos probado con coriando y pimienta negra. Pero sin especias está buenísimo también y es más neutro.

Elaboración paso a paso

  • Cortar el apio nabo. Nosotros utilizamos una mandolina con cepillo fino, pero se puede rallar o darse el gusto de cortarlo a cuchillo.
  • Mezclar el vinagre, la sal y las especias en un cuenco.
  • Añadir el apio nabo rallado y dejar 24 horas mínimo.

Notas

Esta receta no incluye embotar el apio nabo para su posterior conservación, es un encurtido que debe guardarse en nevera, no está conservado al vacío.
Mejor si lo almacenas en un cuenco o fiambrera de vidirio, el ácido de los vinagres y el plástico no se llevan bien.
Escurre antes de consumirlo.
Si para ti el sabor resulta muy fuerte, puedes reducir 1/3 el vinagre sustituyendolo por agua o antes de consumirlo pasarlo por agua.