Granizado de sandía, menta y naranja

El granizado de sandía es perfecto para los días de calor, como merienda o postre, es muy fácil de hacer y se adapta a los ingredientes que hay por la nevera.

El mundo de los granizados y los helados a veces nos da un poco de respeto. No os voy a engañar, formular un buen helado y digo formular porque es algo más que una buena receta ya que hay comprender muy bien qué hace cada ingrediente para que funcione, no es nada sencillo.

Conseguir un granizado que aguante cierto tiempo sin deshacerse tampoco es algo que se consiga sin más, pero si lo que queremos en algo refrescante con ingredientes naturales, de los que se encuentran en el súpermercado y no tienen «E no sé qué» ni aditivos raros, las cosas se simplifican mucho.

Mi propuesta añade a la sandía naranja y menta, pero si queréis que sepa sólo a sandía cambiad el zumo de naranja por agua para el almíbar e ignorad a menta, evidentemente quien dice naranja dice cualquier otro cítrico.

Granizado de sandía, naranja y menta

Tiempo de preparación5 min
Tiempo de congelación4 h

Ingredientes

  • 2 kg Sandía
  • 2 cucharadas Azúcar (Blanco, moreno, la equivalencia al edulcorante que utilices habitualmente o nada=
  • 8 hojas Menta fresca
  • 1 vaso Zumo de naranja (Puedes cambiarlo por limón, lima o agua)
  • Ralladura de la piel de una naranja

Elaboración paso a paso

  • Haz un almíbar con el zumo, el azúcar y las hojas de menta. Simplemente lleva al fuego y espera a que se disuelva el azúcar, no necesita llegar a ninguna temperatura concreta.
  • Deja enfriar el almíbar, para que tome todo el sabor de la menta. Antes de utilizarlo retira la menta
  • Corta, pela y retira las semillas de la sandía.
  • Tritura la sandía con el almíbar.
  • Añade la ralladura de naranja.
  • Mete en el congelador y remueve cada hora durante 3 horas para evitar que se convierta en un cubito de sandía gigante. Una vez congelado completamente no te preocupes, se conserva con la textura con la que lo hayas dejado.

Notas

Si olvidas remover el granizado las primeras tres horas no te preocupes, tiene solución: puedes rascarlo con un tenedor e incluso meterlo en un robot de cocina.

Si te interesan las recetas refrescantes quizás quieras probar nuestra receta de horchata de chufa casera.