Gestión en casa

A menudo nos encontramos con la situación de no saber qué cocinar, qué hay en la nevera o en la despensa o simplemente no tenemos ni el tiempo ni las ganas de poner nada en la mesa y tiramos de opciones rápidas que no nos satisfacen del todo y desbarajustan el presupuesto familiar; no nos engañemos, es más cara una pizza a domicilio que unas croquetas hechas con el pollo asado que nos sobró el domingo.

Desde Cocinando… podemos ofrecer nuestra visión de gestión, si bien no vamos a aplicar todas las estrategias que utilizamos en las cocinas profesionales, podemos dar otra visión del aprovechamiento de materias primas, del tiempo y de cómo ceñirnos al presupuesto.

No pretendemos marcar cuánto dinero os podéis gastar mensualmente en comida, no queremos deciros dónde comprarla, ni qué debéis comer, pero podemos mostraros técnicas que os permitan tomar el control.

No hay dos hogares que coman del mismo modo ni tengan las mismas prioridades. Nuestros gustos, procedencia, costumbres, tiempo disponible, etc. Determinan qué comemos.

Nuestra meta es conseguir que las pautas que os demos funcionen del mismo modo si sois unos auténticos carnívoros o veganos convencidos, la única diferencia remarcable será el presupuesto del que debáis disponer.

Debemos ser reales a la hora de gestionar nuestra intendencia, no valen engaños, si no disponemos de 600€ mensuales ni de 2 horas diarias para cocinar, no contemos con ello, sirve de poco pensar que conseguiremos más tiempo o dinero, si no lo hay, no lo hay. Pero antes de saber cuánto queremos gastarnos hay que analizar cómo comemos y cuánto dinero invertimos en ello.

En definitiva: tomar el control de adónde van nuestros recursos (tiempo, dinero y energía) para alimentar a la familia.

En las próximas entradas hablaremos de los siguientes temas:

  • Análisis de lo que comemos: misión, visión y valores de nuestro hogar.
  • El presupuesto.
  • Planificación del menú mensual: platos habituales, comilonas y caprichos, días creativos.
  • Maximizar el rendimiento de los ingredientes y el aprovechamiento.
  • Cocinar de más y congelar: retén.
  • ¿Dónde compramos?: nuestros proveedores
  • Los básicos en la despensa y la cocina: alimentos y utensilios.
  • Ahorro