Salteado de berenjena y setas shimeji con salsa de ostras

Esta receta es una de las más simples que encontraréis en la web, no es más que un salteado de verduras y setas. La «extravagancia», por llamarle de alguna manera, es que utilizamos setas shimeji y salsa de ostras.

Sobre las setas shimeji ya os hablamos en esta entrada. Son muy similares a las enoki que vimos hace un tiempo. Son muy sabrosas y añaden umami a la receta. Si no podéis encontrarlas, se pueden sustituir por las setas que más os gusten.

La salsa de ostras es una salsa asiática que se compra preparada, normalmente se compone de una salsa de ostras maceradas en salmuera, soja y azúcar en forma de caramelo. Hay diferentes formulaciones dependiendo de la marca y el país de procedencia.

Aunque tenga una base de ostras fermentadas, no tiene nada que ver con la salsa de pescado asiática, es mucho más dulzona y si no te fijas demasiado, el pescado ni se intuye (cosa que con la salsa de pescado es imposible enmascararlo).

Si sumamos lo salado de la salsa y las setas, el resultado, podéis intuir, que no os dejará indiferentes.

Salteado de berenjena y setas shimeji con salsa de ostras

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 400 gramos setas shimeji (nosotros usamos la mitad shimeji blanco y la otra de shimeji marrón)
  • 60 ml salsa de ostras
  • 50 ml salsa de soja
  • 1 cm jengibre fresco rallado
  • 1 berenjena
  • pimienta negra
  • 50 ml aceite
  • 2 dientes ajo picado

Elaboración paso a paso

  • Pela y corta la cebolla en juliana gruesa.
  • Limpia y corta la berenjena en trozos de 2 cm de lado, puedes dejarla con un poco de sal sobre un escurridor para que pierda un poco el amargor y lavarla si prefieres.
  • Retira la parte inferior de las setas y limpialas, trátalas con cuidado para no romperlas demasiado.
  • En una sartén caliente echa el aceite y empieza salteando el ajo y el jengibre fresco rallado.
  • Añade la cebolla, no dejes que se quemen el ajo y el jengibre, después añade la berenjena y saltea unos minutos. Puedes añadir un poco de agua o caldo como se haría en un wok para evitar añadir más aceite.
  • Añade la salsa de ostras y la salsa de soja, remueve porque se pegan con facilidad.
  • Por último añade las setas, solo necesitan 2 o tres minutos de salteado, se hacen rápido.