Panecillos de queso con almidón de mandioca o tapioca: chipa (sin gluten)

La foto habla por si misma, son unos panecillos deliciosos. No tienen una miga al uso, están hechos con almidón de mandioca y son ligeramente chiclosos, una textura que con el queso da un resultado excelente.

Existen varias versiones del chipa, un pan latinoamericano prehispánico que modifica su receta dependiendo de la región (hay en Brasil, Uruguay, Paraguay, Argentina…)

La receta que os traigo hoy es muy simple, muy rápida e incorpora un ingrediente que no es de uso común en España.

El almidón de mandioca o tapioca es el almidón de la yuca, una raíz que seguramente habréis visto en tiendas latinoamericanas. Se usa igual que el almidón de maíz (Maizena) y se puede usar también para espesar. Es fácil enontrarlo en tiendas latinas y tiene un aspecto muy parecido a la Maizena.

Estos panecillos no necesitan fermentación, los hacemos con levadura o impulsor químico y suben directamente en el horno.

Podéis cambiar el tipo de queso e incluso rellenarlos de carne, chorizo, más queso… En el momento de hacer las bolitas.

Sirven como tentempié, para la cesta de panes, para hacer mini bocadillos… Son deliciosos recién hechos y acostumbran a comerse templados, pero pueden congelarse en crudo o recalentarse ligeramente antes de comer.

Panecillos de queso sin gluten

Ingredientes

  • 75 gramos mantequilla
  • 255 gramos almidón de mandioca o tapioca
  • 315 gramos queso rallado (el que prefieras)
  • 2 huevos
  • 7 gramos levadura o impulsor químico
  • Pizca sal

Elaboración paso a paso

  • Precalienta el horno a 185ºC
  • Mezcla el almidón con el impulsor químico, la sal y el queso rallado.
  • Derrite la mantequilla en el microondas o al baño Maria.
  • Añade los ingredientes húmedos: los huevos batidos y la mantequilla (que no queme).
  • Haz bolitas del tamaño que prefieras (dependerá del uso que le quieras dar a los panecillos), yo acostumbro a hacerlas un poquito más grandes que una nuez y el tiempo de horneado que te doy es más o menos para ese tamaño, pero vigila en el horno: si son más pequeñitas se cocerán antes.
  • Pon las bolitas sobre un papel de horno y hornea a 185ºC durante 15 minutos aproximadamente. Verás que se hinchan un poco y empiezan a tostarse cuando estén listas.